• No somos nadie

200 años del primer izamiento de la bandera Argentina en las Islas Malvinas, inédita conmemoración.

Fernando Ramírez creó la Asociación de Periodistas de la República Argentina (APeRa) el pasado 22 junio de 2020, y desde entonces trabaja sobre tres ejes: el periodismo federal, la perspectiva de género y las islas Malvinas. Sin esto, no hubiese sido posible organizar un evento periodístico mundial, para el próximo 3 y 6 de noviembre, con conferencias de: el secretario de Malvinas, la Red Activa de periodistas de Paraguay, la Red Mundial de Periodistas de Habla Hispana y periodistas de las últimas cuatro décadas de la Casa Rosada y el Congreso.

La celebración se propone conmemorar aquel 6 de noviembre de 1820, cuando el estadounidense David Jewett, comandante de la marina de guerra argentina, izó la bandera nacional, tras haber viajado a bordo de la fragata “Heroína” durante diez meses. Así es como tomó posesión formal de las Malvinas, en nombre del gobierno argentino, contando con el reconocimiento de las autoridades nacionales

.

Una expedición difícil donde, Jewett y la tripulación, sufrieron un intento de motín en su contra y una gran pérdida de víveres y municiones, producto de las malas condiciones climáticas que atravesaron a bordo. Aun así, arribó a Puerto Soledad, en las Islas Malvinas, con el objetivo de reclamar el territorio como parte de la Argentina, y advertir a los foqueros y pesqueros que sus actividades allí eran ilegales.

“Nuestra idea es visibilizar ante los medios, y ante la opinión pública, no solo este bicentenario sino también los 500 años del descubrimiento de las Islas Malvinas, que se cumplen este 2020”, dice el titular de APeRa al sentir que ambas causas se están apagando con el paso del tiempo. Menciona la popular frase - ‘Las crisis traen oportunidades’ - para explicar que uno de los aprendizajes que le dejó la pandemia es estar más integrados, humana y profesionalmente, dentro de la era de las comunicaciones y el mundo globalizado.

En la hinchada, en las calles, en los actos, en los recitales, en las escuelas y en muchos sitios más se hace presente la bandera argentina. Malvinas es parte de un colectivo. Es parte de la solidaridad. Es parte de una identidad. Es parte de la soberanía cultural, educativa, territorial, marítima y política. Todo eso significa para el ex combatiente de Malvinas, Edgardo Esteban, la bandera nacional. “No es una cuestión de un gobierno sino una cuestión de Estado. Y como perspectiva de Estado, hay que darle una continuidad superadora, trabajando con políticas generosas, entendiendo que no es un tema de derecha o de izquierda sino de todos los argentinos y argentinas”, reflexiona Edgardo, también periodista.



Los héroes de Malvinas. Hombres y mujeres. Ambos sexos estuvieron durante mucho tiempo olvidados por los argentinos. Para Edgardo, hay que trabajar mucho en la educación e información: “Duele que no sea un tema de agenda, pero pasa que estamos demasiado en la coyuntura, en la política, en lo que se dice y no se hace, en el debate de lo que va pasando para lastimar y no para construir”. Y no comprende cómo puede haber distintas realidades que no permiten componer el país, que a veces se desgrana por las agresividades. Por eso, las grietas injustas y los malentendidos son algunas de las trabas que no dejan tener a Malvinas como parte de un eje. De un sur. De una guía para vivir en un lugar más justo y solidario.

Y como Edgardo, desde su rol como director del Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur, está trabajando para hacer de la soberanía nacional un tema cotidiano, propio y de pertenencia, la protagonista de esta historia es la bandera. Durante este año, desde el Museo van a contar con las banderas que hizo el Ministerio de Cultura, otra que flameó en las Islas en 1982 y una de las más grandes que tiene la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (a excepción de la que está en Plaza de Mayo). Y si por la unión le preguntan, Nación, patria y justicia son algunas de las palabras que merodean por su cabeza.

En este marco, por primera vez en la historia se le solicitó a la Cámara de Diputados de la Nación que se declare el 6 de noviembre como fecha patria. Después de una conferencia de prensa con APeRa, la diputada de la nación Beatriz Avila - Partido por la Justicia Social de Tucuman - se interesó en la propuesta. La presentó como un proyecto de ley, para implementar el “Día nacional de la rememoración del primer izamiento de la bandera argentina en las islas Malvinas”. “Observamos que desde el Estado no se le da relevancia a un tema así de importante, así que decidimos pedirle al congreso que tenga el marco que tiene que tener. Sin tener que hacerlo un día feriado o un día no laborable”, concluye Ramírez, también periodista en Télam.

La celebración virtual, del próximo martes 3 de noviembre, consta de cuatro etapas. Las conferencias comenzarán a las 13 y se desarrollarán hasta las 21, en las cuales habrá testimonios y anécdotas acerca de las Islas Malvinas. Y no habrá espacio para perder el foco de lugar: visibilizar, en el continente americano y europeo, este motivo. Además van a hacer causa común con Paraguay, que apoyó al país durante la guerra, y apoya la reivindicación de la soberanía sobre el archipiélago: “A nosotros nos importan todas las opiniones y vivencias”.

Mientras que en la transmisión del próximo seis de noviembre, con horario a las 13, únicamente hablarán los periodistas de APeRa para celebrar el bicentenario del izamiento de la bandera.

Dentro de este rompecabezas, el mapa bicontinental, que fue diseñado por Cancillería - es una de las piezas fundamentales. Por un lado, para la toma de conciencia de que son dos millones de kilómetros cuadrados dentro del continente latinoamericano. Y por otro, para entender que es uno de los lugares con mayor riqueza hidrocarburífera, de minerales y en particular de la pesca del calamar.



Según dijo Daniel Filmus, en una entrevista para Televisión Pública Noticias, en octubre del corriente año se cumplieron diez años de la sanción de la Ley 26.651. Con esta, se establece la obligatoriedad de usar el mapa bicontinental de la República Argentina, en todos los niveles de educación. “Deja en claro que es un país que va desde la Quiaca al Polo Sur, y en ese sentido Tierra del Fuego queda exactamente en la mitad. Pero además tiene que ver con los límites de la plataforma continental, donde queda en claro la voluntad del ejercicio de recuperar la soberanía y desarrollo económico”, concluye.

Pero este rompecabezas no sería tal, si no tuviese las redes sociales como otra de las piezas. Dos centenarios después del primer izamiento, bastaron para contar con varias plataformas de difusión: WhatsApp, Facebook, Instagram y Twitter.


Según los 230 miembros, tanto los de las provincias como de la Ciudad de Buenos Aires, es una manera buena y gratuita de visibilizar la ocasión, que no cuesta nada. Ni dinero, ni tiempo. Y es que en época de crisis económica, usar la tecnología es la manera más efectiva de comunicar. “No queremos que sea una celebración, queremos que sea un puntapié inicial para ver si resurge en un sector social esa pasión que tenemos que tener por las Malvinas”.

Sofía Herrera.

30 vistas