• No somos nadie

¿Arcor SAIC y un caso grave de discriminación?

Actualizado: mar 16

Que todas las personas representamos simplemente un número frente a las monstruosas estructuras que existen en la diversidad de empresas u organizaciones no es novedad.

Lo que tampoco debe sorprendernos es que, en épocas en las cuales la economía y el entorno no acompañan o decrecen; el hecho de que las compañías achiquen estructuras y que podamos caer dentro de esa indeseable lotería de despidos, es para casi todos azaroso. Se pueden tener en cuenta distintos factores a la hora de decidir a quien desvincular dentro de una organización y niveles, y seguramente las áreas responsables de ello tienen prioridades o niveles de criticidad a la hora de analizar y decidir por cada uno de ellos.


Ahora bien, lo que no se puede discutir ni permitir, y debe quedar bien en claro es que, esta mal, y es vergonzoso que cualquier compañía -y sus representantes- no asuman los motivos verdaderos de una desvinculación, sin hacerse responsables de ello, e intentando distorsionar los motivos para salir beneficiados ¿económicamente?.


Por otra parte, y ya adentrándonos en tema, vale aclarar que soy Diabético Insulino Dependiente desde mis 7 años (tengo actualmente 33 años) y probablemente con éstas lineas este exponiendo mi nombre con el riesgo que ello conlleva, y que es sabido que a partir de ahora probablemente ninguna empresa quiera contratarme. Pero déjenme acotar algo más; a mi personalmente, me bastará con que a ningún otro diabético le suceda lo que a mi dentro de alguna compañía u organización.


Vamos al caso en particular


Soy Licenciado en Logística, y Arcor SAIC me toma como colaborador allá por Diciembre del año 2016 en la Ciudad de Arroyito (Provincia de Córdoba) sabiendo que contrataba a una persona Diabética Insulino Dependiente. En ese entonces el puesto para el que deciden contratarme era el de Análista de Planeamiento Logístico (horario central de 08 hs a 12 hs y de 14 hs a 18 hs). Pasados unos 6 meses y habiendo cumplido y superado los objetivos de la posición decido demostrar interés en tener la oportunidad en otro scetor o posición con mayor responsabilidad.


Existe una herramienta dentro de la organización llamda B.I.A. (Búsquedas Internas Arcor), que no es ni más ni menos que la publicación de puestos vacantes para cubrirlos con recursos o colaboradores internos que se encuentren interesados en cual o tal posición. En ese entonces postulo en 2 posiciones, y no tengo la suerte de quedar seleccionado; pero en una tercera oportunidad el mismo representante de ese entonces de RRHH (Mauro Cervantes), me ofrece la misma y a posterior de una reunión mediante Video Conferencia, quedo seleccionado para quedar como Jefe de Sector Operaciones en la Provincia de Buenos Aires, específicamente en el Centro de Distribución Panamericana.


En la reunión previa a tomar la nueva posición (alrrededor de Diciembre 2017), quienes particiában (Equipo de Operaciones y equipo de RRHH) me consultan como me vería yo cubriendo la misma y como me adaptaría al requerimiento de rotación semanal diurna y nocturna (turno mañana de 06 hs a 4 hs, turno tarde de 14 hs a 22 hs, y turno noche de 22 hs a 06 hs). Mi respuesta -creo que como la de cualquier persona ilusionada con poder crecer dentro de una organización semejante- fue consciente y objetiva; "que me sentía capacitado para poder cubrir con las responsabilidades de la Jefatura de Sector Operaciones, y que a la rotación me adaptaría en principio sin problemas, pero que debían saber todos que pasado el año o año y medio, si me podría traer complicaciones sólo por un tema de salud ya conocido (diabetes tipo I)". El equipo de RRHH de ese momento, aseguraba tener un "plan de carrera", para que -una vez cumplido algún período- puedan reubicarme u ofrecerme algo acorde a mi necesidad de salud o profesional.

La empresa decide avanzar con la reubicación, sin realizarme estudio médico alguno, y sin consultarle al Dpto. Médico correspondiente (perteneciente también a la estructura propia de RRHH), y a quien luego si le daría la responsabilidad de validar o no cuestiones meramente de salud.

En Abril de 2018, comienza mi período como Jefe de Sector Operaciones, cumpliendo plenamente con los objetivos y responsabilidades puestas durante ese primer año.

A principios del año siguiente (2019), se da un primer cambio dentro de la estructura de RRHH y casualmente quien me había ofrecido el puesto en su momento, llega desde Arroyito como Jefe de RRHH del Centro de Distribución Panamericana (Mauro Cervantes quien dijo que debía agradecer tener un "sueldo y una obra social"). A su llegada, decido reunirme con él para ver en que estado se encontraba el plan de carrera que habían "prometido", aclarando que no sólo se trataba de una necesidad profesional, si no más bien de Salud ya en ese momento.

En paralelo, se cumplía casi 1 año y medio de mi nueva posición, y a causa de la rotación (sobre todo nocturna) que no permitía estructurar ordenadamente el día a día vital para un diabético, comenzaba a tener algunos eventos graves de hipoglucemia. En principio adecuables a la cantidad de unidades a colocarme todos los días, y en segundo lugar a la realización de estudios médicos complementarios, que dieron resultados positivos, pero que confirmaban que la rotación y falta de orden debido a ello mismo, comenzaba a complicar la enfermedad.

Al no recibir respuesta de RRHH, se decide por primera vez enviar un correo al directorio de la mencionada área documentando dicha necesidad, para que se le de el tratamiento correspondiente:

El texto completo decía lo siguiente:

----------------------------------------------------------------------

"Me dirijo a ustedes con el objetivo de dejar en claro que, lamentablemente, mi organismo a causa de la diabetes que padezco desde los 7 años, me empieza a pasar factura

En su momento cuando decidí venir como Jefe de Sector Operaciones a Panamericana, acepté la propuesta informando en una video conferencia que realizamos (Entre Operaciones1, Operaciones2, Operaciones3, RRHH1 y yo) que mi cuerpo/salud soportaría la rotación de 1 año a 1 año y medio. Y si bien la decisión final fue mía, lo entendí como un acuerdo entre partes según lo que me llevé de dicha reunión telefónica. El error quizás estuvo en no dejar nada por escrito como suelo hacerlo, confiando en que ese limitante de salud/tiempo sería un pilar fundamental a la hora de analizar o planificar "que hacer conmigo", y que se sostendría a pesar del cambio de equipo de RRHH.

Mi idea era que el equipo de RRHH/Operaciones pueda tener una plan de carrera en ese tiempo que yo tenía de margen, siempre y cuando hayan analizado si cumplí con mis objetivos o no; y por ello no había hecho uso de mi enfermedad como herramienta para "apalancar" lo que fuera necesario. Y tampoco supieron presentarme un plan de carrera como lo solicité


Pasando en limpio, en éste último mes he tenido muchas hipoglucemias, de las cuales 3 han sido muy graves (incluso una el día de hoy), en las cuales no me desperté por mi mismo si no que me tuvieron que despertar (En un caso fue en Córdoba en lo de mis Padres, y en otro caso me despertó el SAME con un amigo y un colaborador de la empresa que se dirigió hasta mi Departamento).


Mi situación ante eventos como éstos es por demás critica siendo que vivo sólo, en una provincia en la que estoy a 700 KM de mis familiares y en la que la empresa ni si quiera ha tenido un Plan para afrontar cualquier tipo de emergencia semejante, entendiendo también que no esta obligada a hacerlo. Lo pienso como lo que yo haría, no como lo que deben hacer, y quizás esa es la diferencia. Parece exagerado, pero la realidad es que así como me he despertado, puedo no hacerlo y literalmente morir a causa de un pico hipoglucémico.


La diabetes es una enfermedad en la que la cabeza tiene que trabajar absolutamente todo el tiempo para buscar ese equilibrio que el Pancreas no nos genera, y cualquier mínimo descuido o desorganización hace que tenga las consecuencias que más arriba expliqué.

Se trata de un combo de cosas (entre rutinas, deportes, descanso, comidas, etc), y que esta muy influenciado por la organización rutinaria que pueda tener cada diabético.


Difícil es adaptarse a una rutina organizada rotando en forma permanente, y si bien lo he podido sobrellevar mucho tiempo, creo que el cuerpo me está alarmando y necesitaba explicarlo para que entre todos tratemos de buscar una solución si es que para ustedes existe tal o cual. De lo contrario, debería ser yo quien busque otros caminos

Espero sepan entender mi correo, ya que ésta altura, teniendo 32 años, y casi 26 años de diabético, no puedo permitirme anteponer el trabajo a mi salud. Uno se sensibiliza un poco cuando está al filo de la muerte


Mi médico personal, mi hermana que es médico cardiologa, y todos los profesionales de la salud que conozco, me están exigiendo que acepte que realicen el pedido formal a la empresa para que yo deje de rotar, sin embargo creo que corresponde primero que sepan todo ésto de parte mía


Mientras tanto mi rotación seguirá siendo la misma que la de los otros dos supervisores, siendo que considero que no pueden pagar ellos por un problema de salud personal propio y del que la empresa y RRHH ya estaban al tanto


De ser necesario, organizamos una reunión entre todos para intentar resolver ésto mismo. O bien también, estará en ustedes tomar la decisión que crean necesaria"

----------------------------------------------------------------------

Luego de ésto, acepto a la recomendación médica de todos los profesionales que me conocen, y presento ante RRHH y Dpto. Médico el certificado correspondiente, en donde se recomendaba que se adecuara el trabajo a rotación diurna y no nocturna.


Finalmente, y aquí es donde comienzan las diferencias con RRHH. En vez de consultar por que podría estar pasando o adentrarse en el tema; el señor Gerente de RRHH Sebastian Nicolas Carrizo (Jefe directo de Mauro Cervantes), y sin estar mi Jefe Directo por encontrarse de vacaciones, me ofrece arreglar económicamente con el 50% de la indemnización que correspondería por despido sin causa, aclarando que sería un "agradecimiento de parte de la empresa para conmigo por los servicios prestados en los 3 años".


Al no aceptar dicha invitación económica, y solicitando que busquen rever una solución en el mediano plazo dentro de la misma empresa, el propio Gerente convoca a una Junta Médica en donde se termina de confirmar la recomendación de mi doctora y en donde se firma una carta buscando responsabilizar a ella por la situación.


Pasada una semana, el día 15/02 la empresa decide despedirme, acudiendo al Art. 212 2° párrafo de la Ley de Contrato de Trabajo, e indicando que no puedo adaptarme a los requerimientos del puesto ni poseer la compañía una alternativa para re-adaptarme o re-ubicarme.


Concluyendo, se puede observar que en el correo en el que se realizó el primer planteo al directorio se aclaró que hasta entonces se consiga una solución yo seguiría rotando normalmente (turno noche inclusive), y que dentro de las herramientas de Búsqueda Interna el día posterior a la Junta Médica se abrió la vacante para cubrir, exactamente el mismo puesto, en el Centro de Distribución Arroyito (lugar en el que yo ya había estado asentado) y con horario central de 08 hs a 12 hs y de 14 hs a 18 hs, aclarando además que, a simple análisis los requerimientos para tal vacante mi perfil los cubría al 100%.


Sin ir más lejos, y aclarando que se quería seguir en la empresa, cuando se buscó que yo acepte el arreglo económico; se le ofreció al Gerente de RRHH Sebastian Carrizo, que otorgue una Licencia sin Goce de Sueldo para la realización de una capacitación en el exterior y hasta que pueda surgir una nueva vacante. Sin saber que al día posterior a la Junta Médica estaría surgiendo casualmente la que ya mencionamos.

A modo de opinión personal -sólo en casos como éste- creo que como sociedad, debemos dejar de temer el exponer a áreas de soporte, áreas de administración de personal o hasta mismos puestos de mayor jerarquía, ya que son éstas las atrocidades que hacen que los sistemas no funcionen de la forma en la que deberían funcionar.


En las grandes organizaciones sucede mucho, pero de nada sirve dibujar cumplimientos de objetivos, si realmente se toman acciones como la mencionada; en la cual alternativas habían muchas, pero en la cual se le permitió a uno o varios nombres propios, que decidan arbitrariamente respecto al despido o no de otra persona sin ser objetivos en absoluto.

Ofrecí alternativas por un problema de salud que la compañía sabía que tenía y con el cual me contrató y luego reubicó. No quisieron dar solución o mostrarse flexibles a tal cosa y terminaron realizando un despido por demás discriminatorio, arbitrario, realmente sin causa y distorsionado en base a conclusiones que sólo ellos pudieron llegar.


Invitamos a que se denuncie cualquier tipo de evento semejante al mencionado, para potenciar la disminución de actos directa o indirectamente discriminatorios en clubes u organizaciones con fines de lucro. Por otra parte, se agradece cualquier colaboración o aporte al respecto, básicamente para que éste tipo de cosas dejen de suceder


Por Supicciatti Agustin

8,668 vistas