• No somos nadie

Historias con Música

Actualizado: 21 de dic de 2019

En la galería que da a las aulas repletas de adolescentes con ánimos de vacaciones, me encuentro con Damián, colega y amigo. O más bien, amigo y colega.


La escarapela que luce en el pecho me incomoda. Pronto advierto los motivos. El primero,  se me presenta más urgente: el olvido de una efeméride que en mi condición de profesor de historia se vuelve más grave. Quizás porque aún persiste en el imaginario de muchos la noción de que el oficio que practico me reduce a un coleccionista de acontecimientos con la obligación de recordar.


El segundo motivo de esa incomodidad, se me presenta más íntimo, en una reflexión que me persigue toda la jornada de ese 20 de noviembre.


La batalla de la Vuelta de Obligado se perdió. Se ganó, en cambio, la conciencia soberana nacional frente a los intereses de las potencias imperiales.


¿Qué haría el “Restaurador del Leyes”, en la hora latinoamericana actual? ¿Sobre qué ríos cruzaría cadenas, sobre qué riveras apostaría cañones, el Gral. Mansilla, para impedir el avance del “gringo”? ¿A quién enviaría hoy, en señal de admiración y respeto, su sable corvo el "Libertador"?

Detengo el desvarío en estas preguntas que presiento innecesarias, y me entrego a escuchar los versos de Alfredo Zitarrosa, que me paso Damián. 


Por Nico Moretti

102 vistas