Historias con Música
  • No somos nadie

Historias con Música

Actualizado: 21 de dic de 2019

Rompo todo estereotipo de radioescucha “joven” y transito el camino que une Unquillo, donde vivo, y Córdoba, donde trabajo, con la AM. Es la avidez de estar informado, sin saber bien para qué.

No me permito estar ajeno a la coyuntura. Sobre todo hoy. Me entusiasma pensar en lo que vendrá. Aún con mis reservas. Después de estos cuatro años la ceremonia cívica del próximo martes se me presenta como un desahogo.

Mi elección radial rara vez me gratifica. Esta mañana no es la excepción. Mientras pienso en la rutina laboral que me aguarda, desayuno con las cifras de pobreza que acaba de divulgar el INDEC. Siempre me resultó envidiable la cintura de los periodistas para despachar una noticia de esas y, automáticamente, pasar a analizar los resultados de la última fecha del torneo de primera división del fútbol argentino.

Como carezco de esa habilidad, me quedo rumiando los números. Que son personas. Que son niños.

Abatido - pero, al menos yo, con la panza llena -, me pregunto si este es el futuro con “pobreza cero” que nos iba a legar la “revolución de la alegría”.

Antes de que comience a indagar mentalmente sobre los límites de la democracia, me doy cuenta que no falta mucho para llegar a destino. Veinte cuadras. Quizás más. Decido adelantar mi desahogo a los gritos. Algo me late y no es mi corazón.



Por Nico Moretti

0 vistas