• Wladimir Gómez Muñoz.

La inseguridad Japonesa y su futuro político.

Inseguridad de Japón


La actividad militar dentro del Mar Meridional de China tuvo un aumento, luego de que un portaviones chino incursionara dentro de la zona, encendiendo las alarmas sobre la permanente tensión entre China y Taiwán, dado que existe un reclamo territorial por parte del gigante asiático sobre la isla.


Bajo ese contexto se celebró la primera reunión entre el presidente 46º de los Estados Unidos Joe Biden y el actual Primer Ministro de Japón, Yoshihide Suga, tuvo lugar el 16 de abril del 2021. En la cual, se conversaron principalmente materia de cooperación y seguridad, teniendo como foco la contención de China y Corea del Norte, destacando el rol de Japón como una democracia dentro del pacífico y aliado de Estados Unidos.


el Primer Ministro de Japon Yoshihide Suga ( izquierda), junto al Presidente de Estados Unidos Joe Biden ( derecha)

Yoshihide Suga (izquierda) y Joe Biden (derecha) en su primera Reunión bilateral.


En este nuevo escenario, Suga destaca a Japón como “un pilar de paz y estabilidad en el indo-pacífico…” Esta reunión trajo preguntas de política interna en Japón. Como “¿Si Japón en un eventual ataque de China sobre Taiwán, este intervendría?” Esta pregunta tiene espació en un contexto de inseguridad regional, dada la creciente capacidad militar de China y del pacto de seguridad que mantiene con Estados Unidos. La respuesta inmediata ante tales hechos es “No”, Dado que la actual constitución japonesa (Meiji 1945) no permite al país nipón desplegar sus fuerzas armadas salvo en contexto de autodefensa.


Sin embargo, existe una inseguridad que se acrecienta en los ciudadanos japoneses que tienen una mayor cercanía geográfica al gigante asiático. Como son los pescadores de la isla de Ishigaki (prefectura de Okinawa), dado que se encuentran en una zona clave para la disputa territorial ente China y Japón como son las islas Senkaku/Diaoyu. Estos ciudadanos han denunciado el acoso por parte de barcos de la guardia costera china a sus embarcaciones pesqueras, por lo que han exigido una mayor intervención por parte de las Jieitai (fuerza de autodefensa de Japón) sobre la zona. La respuesta ha sido negativa ante las exigencias de la ciudadanía, incluso las Jietai, han pedido a los pescadores japoneses no molestar a los barcos chinos.


Actualmente la Armada del Ejercito Popular de Liberación (China) se encuentra entre las mas modernas y poderosas del mundo.


Dialogo político japonés


En términos de poder militar, las Jietai es inferior al de las Fuerzas Armadas de China, no solo por sus capacidades diversificadas, sino que la constitución japonesa en su artículo 9 no le permite a Japón tener un ejército normal. Es importante destacar que posterior a la Segunda Guerra Mundial, cuando fue escrita la constitución Meiji, se destaca el arrepentimiento de los ciudadanos japoneses por los actos cometidos del Imperio Japonés. Además de que Estados Unidos controló en gran parte este proceso y se ocuparía desde ese entonces en proporcionar defensa militar al Estado del Japón.


Aviones caza Mitsubishi F-2 de las Fuerzas de Autodefensa de Japón.


El arrepentimiento japonés, es destacado hasta el día de hoy y es una de las principales razones por las que Japón no ha modificado su artículo 9 sobre defensa. Aún así, esta creciente inseguridad invita a replantearse el conversar acerca de esta materia. Ya que la hipótesis de una invasión China sobre Japón se plantea como una alternativa latente y creciente dentro de la política japonesa. Que además en la inmediatez no permitiría al país nipón un tiempo de respuesta adecuado.


De cara a las elecciones de octubre en Japón del presente año, se destaca la fuerte inserción del grupo Nippon Kaigi dentro del Partido Liberal Democrático de Japón (PLD), donde el anterior primer ministro de Japón Shinzou Abe (que dimitió por razones de salud) y el actual Yoshihide Suga, comparten la pertenencia a este grupo, que propone el revisionismo de los sucesos de la Segunda Guerra Mundial para olvidar el arrepentimiento y modificar el artículo 9 de la actual constitución.


La constitución de Japón de 1945 establece que "renuncia para siempre a la guerra como un derecho soberano de la nación y a la amenaza o uso de la fuerza como medio para resolver disputas internacionales." (Meiji 1945)


Sin lugar a duda los procesos políticos de Japón representan parte de la inseguridad ante el gigante asiático en la región. Y adscribirán un marco de posibilidades distintas para el tablero regional que se está configurando, ya que, hasta el momento en una hipótesis de conflicto por Taiwán entre China y Estados Unidos, Japón solo se vería involucrado en tareas de logística y defensa de la retaguardia. Asimismo, no se debe olvidar que el dialogó sobre remover o modificar el artículo 9 de la constitución del 1945, sigue estando ligado a una opinión pública minoritaria, pero que en la actual elite política tiene un mayor énfasis y desarrollo, lo cual presupone que tendrá una mayor permeabilidad al ser reelecto en el poder.


Wladimir Gómez Muñoz.

Internacionalista sobre la región Asia-Pacifico.

133 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo