La tecnología que criticábamos es la que ahora nos mantiene unidos
  • No somos nadie

La tecnología que criticábamos es la que ahora nos mantiene unidos

El teletrabajo o las videollamadas que hoy nos conectan con amigos y familiares hubieran sido inviables hace tan solo 20 años.




Gurús de Silicon Valley acudiendo en masa a retiros analógico-espirituales; las redes sociales convertidas en el nuevo anticristo de nuestro tiempo; literatura apocalíptica sobre el fin de la relación humana tal y como la conocíamos. La misma tecnología que ha hecho avanzar a la humanidad en los últimos treinta años más que en los dos siglos anteriores ha sido también objeto de cierta demonización y escepticismo en los últimos tiempos. Ahora, con las ciudades de medio mundo desiertas y los hospitales repletos, todos comenzamos a darnos cuenta del increíble progreso que ésta nos proporciona.


Imaginemos por un segundo enfrentarnos a tiempos como los que vivimos sin las posibilidades que hoy nos da la tecnología. No es necesario: la humanidad ya lo vivió antes con pandemias como la mal llamada ‘gripe española’ o la peste negra que asoló Europa en el siglo XIV. La realización de infinidad de tareas cotidianas, el calor humano que recibimos a través de una llamada o un mensaje, la posibilidad de trabajar a distancia sin necesidad de estar físicamente en la oficina o el simple entretenimiento. Todos ellos son claros ejemplos claros de las posibilidades que Internet o el teléfono móvil nos permiten hoy para salir de una crisis como la que vivimos.

Todos nos damos cuenta en estos días de que la tecnología que prometía separarnos es la que hoy nos mantienen unidos


¿Se equivocaban pues los expertos al señalar los efectos adversos de la tecnología? En parte sí. Porque lo que en la mayoría de casos se ha entendido como tal, seguramente no fuera sino el mal uso que podemos llegar a hacer de ella. Sin embargo, todos nos damos cuenta en estos días de que las redes sociales que prometían separarnos, son las que hoy nos mantienen unidos a nuestros seres más queridos. Y que los smartphones que anticipaban un repunte de ese vicio tan humano que es el egoísmo, son los que hoy nos están permitiendo ayudar en múltiples formas para que nadie se quede atrás.




La campaña #TecnologíaConPropósito de Samsung España lo relata con acierto: nos dijeron que la tecnología nos robaría algún día el trabajo. Pero hoy, nos permite seguir con la actividad productiva en muchos sectores. Y es que el teletrabajo –que hasta hace unas semanas parecía una utopía y hoy mantiene a flote buena parte del tejido empresarial español- es otro de los grandes progresos que nos ha permitido la tecnología. Hoy, con un teléfono móvil, una tablet o una Smart tv somos capaces de apoyar a un amigo, hacer la compra, reírnos juntos a miles de kilómetros, hacer la declaración de la renta o poner en marcha nuestro proyecto empresarial. Todo a la vez y sin salir de casa.


En definitiva, pareciera que esa tecnología que venía a separarnos, sea ahora lo que más nos mantiene unidos. No solo eso, sino que está permitiendo que la investigación avance a pasos de gigante, que miles de empresas sigan a flote a pesar de la cuarentena o que nuestros profesionales sanitarios vean cada día en sus pantallas un caluroso aplauso para poder seguir luchando. Una tecnología que nunca antes fue tan humana y que solo nos recuerda la importancia de los abrazos que daremos cuando podamos volver a vernos (en persona).


Enrique Javier Cortes, La Vanguardia.

Imagen de Portada: Proyectum.

Fotos: Corrientes Hoy.

0 vistas