Las huellas de la guerra de Malvinas en el Pacifico Sur
  • No somos nadie

Las huellas de la guerra de Malvinas en el Pacifico Sur

Esta es una historia que ya contamos, que nos encontró en la Isla de Pascua hace un par de años, y que vale la pena volver a leer.


El lugar habitado más aislado del planeta, Easter Island, Isla de Pascua o Rapa Nui, para sus habitantes originarios, y los testimonios del paso de la guerra en 1982.


La Isla de Pascua forma parte del territorio insular de Chile desde el 9 de Septiembre de 1888 y depende administrativamente de la comuna de Valparaíso. Un lugar paradisiaco, patrimonio de la humanidad por sus construcciones funerarias conocidas en el mundo, los Moais.


Bien conocida es la historia del apoyo del gobierno chileno durante la guerra del Atlántico Sur, en la persona de Augusto Pinochet, a las tropas británicas enviadas por la Primer Ministro Británica, Margaret Thatcher ´para la recuperación de las islas, luego del 2 de abril de 1982.


La Isla de Pascua, ubicada a casi cuatro mil kilómetros del continente, es un ´punto estratégico con proyección a Oceanía, la isla forma parte del triángulo polinesio y sus habitante son de ese origen. Por ser un lugar tan aislado, desde la década del 60 cuentan con un aeropuerto, con una gran pista de aterrizaje, por el 82 de unos 2300 metros. Fue este hecho el que facilito una misión secreta por parte de los británicos, que se desarrolló en Rapa Nui.


Matu A Maururu


Matu A Maururu, es un descendiente de uno de los catorce clanes originarios polinésicos que habitan la isla, hablo con esta periodista y relato “yo era muy pequeño cuando ocurrió la guerra, tenía 9 o 10 años, recuerdo que mi padre nos llevaba, con mis tíos y primos, a ver aviones de guerra al aeropuerto Matarevi. Nunca habíamos visto algo así, no sabíamos que había una guerra, aquí en la isla por entonces no nos enterábamos mucho de esas cosas. Menos supimos que era una guerra entre Argentina y Reino Unido y mucho menos por unas islas tan cercanas al territorio continental argentino. Nosotros estamos tan lejos de Chile. Se nos hacía inimaginable cuando nos enteramos, que vinieran por esas islas tan lejanas a los británicos y tan cercanas a la Argentina. Nos gobernaba Pinochet, a ustedes otra dictadura, Lo paradójico fue enterarnos que Pinochet fue detenido tiempo después en Londres, que paradoja, detenido en el país al que el ayudo en una guerra “


Un veterano británico, recuerda estar en el bar de Flying College, en Prestwick en la primavera de 1994, donde algunos ex-RAF (Real Air Force) hablaban de que fueron re-entrenados como pilotos. Uno de ellos, cuyas iniciales fueron MB, estaba diciendo que estaba operando en un escuadrón SF y que toda su tripulación recibió la orden de no de comprar tarjetas postales en tiendas locales de "... esta isla de propiedad chilena en el Pacífico Sur..." Esta Isla, era Rapa Nui.

A partir de 1895 y por casi 60 años, Chile, arrendó la isla a la "Compañía Explotadora de la Isla de Pascua", una sociedad con capitales británicos, convirtiéndola en una gran hacienda ovejera, según publica la Biblioteca Nacional de Chile. Esta compañía sometió a los clanes Rapa Nui a la esclavitud, ubicándolos en la aldea Hanga Roa, una ciudad actual de la isla. Allí estuvieron sus habitantes rodeados por un alambre de púas de seis vueltas hasta 1962. Fueron despojados de sus tierras, mal alimentados, solo comían pescado, coco, plátano y caña de azúcar. Si querían salir a pescar debían pedir permiso a la Armada Chilena, brazo armado de la compañía y a la propia Compañía, así muchos intentaron huir hacia islas cercanas o al continente a pedir por su situación, en expediciones que llamaron de evasión, y murieron en el intento.


No fue hasta 1962 que un miembro del clan Pakarati, llego a liberarlos, votando por primera vez en elecciones libres convirtiendo al líder Rapa Nui en el primer alcalde. La compañía explotadora se fue de la isla y el gobierno chileno hasta hoy sigue devolviendo las tierras a sus dueños originales, que no pueden venderla ni arrendarla. Por eso no existen en la isla, que vive del turismo, grandes cadenas de hoteles.


El recuerdo del sometimiento británico es doloroso para la comunidad, enterarse que sin saber, tuvieron allí aviones y personas que participaban de una guerra, es para ellos estigmático.

La misión británica en la isla durante la guerra de Malvinas era secreta, algunos historiadores hablan de que los aviones Hércules C-130 se pintaron de los colores de la Fuerza Aérea Chilena y sus tripulantes se vestían como chilenos, para pasar desapercibidos entre la población. Sabremos con más certeza respecto de sus objetivos cuando el Reino Unido desclasifique todos los archivos de la guerra de Malvinas.


En la página Spyflight.co.uk.chilean, se describen algunas de estas operaciones de cooperación, incluso se hace mención a que Gran Bretaña eligió Chile no solo por la cercanía, sino también por el reciente conflicto con Argentina por el Canal de Beagle y por una especie de presión a Pinochet por los delitos de lesa humanidad cometidos durante su gobierno. La posibilidad de usar el aeropuerto de la Isla de Pascua, era beneficioso por su proyección sobre la zona, aunque muy distante, permitiría llegar al continente o instalar radares o equipos para monitorear a los militares argentinos.


En el libro “Una Lucha Sudamericana” Detrás de las escenas en la lucha por Malvinas, Jeremy Brown, relata la mision de apoyo de los C-130 en Isla de Pascua.

*Graham Finch era el capitán de uno de los dos aviones C130 que apoyaban la partida de avanzada de Peter Robbie. El dijo:

Despegamos prácticamente vacíos de RAF Wyton. Más tarde, nos encontramos con dos VC10s ( aviones Vulcan) que llevaban la mayor parte de la tripulación terrestre y equipos terrestres de la partida, en una base aérea en California, donde gran parte del equipo fue transferido a los C-130.

El resto de los hombres y el equipo se transfirieron a la Isla de Pascua, pero como era demasiado para la capacidad de ambos C-130 de la RAF, un par de C-130 de la Fuerza Aérea de Chile lograron el equilibrio. Isla de Pascua estaba tan lejos que los Vulcan volverían antes de llegar.

Los C-130 chilenos también llegaron con personal militar que los convirtió a la RAF, con colores y símbolos de la Fuerza Aérea de Chile, algo que aparentemente generó el descontento del grupo. En el proceso, una palabra fue mal escrita en el fuselaje de uno de los aviones, en vez de Fuerza Aérea, pintaron Fuerza Area, un error que fue captado por un sinnúmero de personas, incluyendo algunos periodistas, durante los días siguientes.


Isla de Pascua tenía un campo de aviación civil/militar conjunto y una pista larga de 2.500 yardas. Las tripulaciones permanecieron en una casa de huéspedes durante su breve estancia, con el propósito de prepararse y preparar la aeronave antes de continuar hacia Chile continental.

Aeropuerto Matarevi


A las tripulaciones se les dieron identidades, uniformes y trajes de vuelo chilenos. Graham dijo que se convirtió en 'Mendes' durante el proceso! También se les otorgó "guardianes" chilenos, que permanecieron con ellos durante toda su estancia en Chile; un recordatorio constante de la preocupación del país de que cualquier ayuda prestada a Gran Bretaña en ese momento podría tener repercusiones no deseadas. Se les dijo que había algunos empleados argentinos trabajando en Isla de Pascua, que tenían que ser mantenidos alejados de la vista mientras los C-130 estaban allí.


Mientras estuvieron allí, también conocieron por primera vez al Oficial Senior ( Jefe)de la RAF que tuvo un papel especial en Chile durante la Guerra de las Malvinas“ el autor no menciona el nombre de este oficial.

Mucho se ha hablado de dos operaciones posibles hacia el continente, una con el objetivo de controlar los misiles que salian desde el territorio argentino y otra mas osada, con el objeto de destruirlos. Esta operaciones nunca fueron reconocidas.


En el año 2003, Eduardo Enrique Esteban, que es International Members 96 of The Explorers Club of New York y tripulante argentino de Viracocha Expedition, un proyecto para dar la vuelta al mundo en una balsa de totora, naufragó junto a sus compañeros y permanecieron en la isla. Quisieron donar los restos de la balsa al museo local, pero no se lo permitieron por la contaminación de la totora, por lo que la remolcaron mar adentro y la incendiaron según el rito polinesio para los restos de embarcaciones.


Balsa de totora


Esteban se reunió con los ancianos Rapa Nui y hablaron de la guerra. Se sorprendió ante el pedido de perdón de uno de los ancianos. “con el mismo dolor y tristeza que Matu'a contó que no sabían de la guerra, el anciano me lo dijo a mí, me pidieron perdón, me sorprendí, acepte, claro como no hacerlo. Me di cuenta de que entre los Rapa Nui existe una comunicación informal excepcional, porque cuando salí de hablar con el anciano, la gente me saludaba, me agradecía y me daba cosas de la isla”


La guerra de Malvinas toco el Pacífico Sur en 1982, los testimonios de sus habitantes son contundentes. El lugar habitado más remoto del mundo, se vio de pronto “visitado” por aviones militares que llamaron la atención de los pobladores y fueron una atracción por los días que permanecieron allí.


Rapa Nui, con su única ciudad Haga Roa, tiene hoy algo más de cinco mil habitantes, una superficie de 163 km cuadrados y se ubica en el Océano Pacífico Sur en el extremo oriental llamado Triángulo de la Polinesia. Todo el abastecimiento de insumos, excepto combustible, llega por avión, Matarevi tiene un vuelo diario desde Santiago de Chile, ruta que realiza con un avión Boeing 787, de la empresa LAN, que carga a diario todo lo necesario para la vida de los isleños. Hay además dos vuelos semanales que cubren la ruta Santiago de Chile-Isla de Pascua- Papeete, Tahití.


En 1984, Estados Unidos remodeló la pista de aterrizaje del Aeropuerto Internacional Matarevi, que tiene hoy 3200 metros, y es la alternativa de la NASA en el Pacifico, para el aterrizaje del transbordador espacial.


Alicia Panero

0 vistas