• No somos nadie

¿Y después de la pandemia del COVID19?

Carta abierta al Presidente de la Nación, por parte de Raúl O. Panero


"Sr. Presidente de la Nación Dr. Don Alberto Fernández

La tarde del  25 de marzo, en el marco del estricto cumplimiento de la Cuarentena por Ud. dispuesta, con el acompañamiento de todas las Fuerzas Políticas y Sociales del país, he tenido la satisfacción de mirar por televisión, el reportaje que le realizaran periodistas del programa Cortá por Lozano.


En verdad me llenó de júbilo su apostura,  su discurso, su didáctica en las explicaciones y sobre todo, su firmeza de conceptos.   En especial, su reconocimiento  por el apoyo de las otras Fuerzas Políticas, de las Fuerzas de Seguridad y las Fuerzas Armadas y en especial por los/las COMBATIENTES que -hoy- la Patria tiene en la línea de fuego: profesionales de la salud en todos sus niveles y especialidades, al personal de enfermería y todos  sus auxiliares.


Le felicito también por las acciones de gobierno que viene disponiendo para prevenir y mitigar los efectos de la pandemia que azota al planeta entero.


Quiero resaltar en especial unas frases suyas, que sintetizo de esta manera: “cuando los/las argentinos/as nos unimos somos maravillosos…”;   “que si nos preguntan a todos si estamos de acuerdo con el desarrollo de la industria: un 99% responderíamos que estamos de acuerdo”;  “que si nos preguntan a todos, si el Estado debe estar presente en la Educación y la Salud Públicas:  respondería el 99% que sí…”;   “que el problema es ponernos de acuerdo en el cómo”.  


Ante estas verdades, sencillamente me puse a reflexionar y me pregunté: ¿Qué querrán los/as argentinos/as de este Presidente?.


En mi inocencia de ciudadano común, me respondí con más preguntas y respuestas, en la misma sintonía y modalidad que empleó Ud. en la entrevista referida.    ¿Querrá trabajo?. El 99% respondería que sí.    ¿Querrá una mejor situación económica y social?.  Obviamente responderíamos que sí el 99%. 


Pero cuando llegué a la parte política, comenzaron los problemas de mi burdo razonamiento, tras conversar con los míos, mi familia, mis hijos, que ya son grandes, mi esposa. Se nos cruzaron pensamientos y frases de otros presidentes y de grandes hombres y mujeres de nuestra Historia.  Frases como:  “Los argentinos debemos clausurar las discusiones sobre temas en los hace rato ya tendríamos que estar de acuerdo…”; “Nadie podrá realizarse en una Comunidad que no se realiza…”;  “El que gana gobierna y el que pierde apoya”;   “En la Argentina hay hambre, no porque falte comida, sino porque sobra inmoralidad”, entre otras. 


Sr. Presidente,  me imaginé qué quieren los argentinos y  se me antojó esta respuesta: 


Los argentinos y argentinas queremos que sea el presidente que termine con las rivalidades absurdas, que convoque a todos los partidos políticos porque todos tienen mucho que aportar   pero, haciéndoles saber que Ud. conduce.    Que forme “comandos de crisis” para las Pymes, para la Salud, para la Educación. Los argentinos que lo votaron y los que no, quieren, le puedo asegurar, que Ud. pase a la Historia por la Puerta Grande.


Queremos que su Presidencia se recuerde por haber rotos los paradigmas, que sea moderno, pero de verdad, no solo en cuanto a las nuevas tendencias, respetables sí absolutamente, pero reconociendo la preexistencia de otras que también son válidas.  Queremos que sea el presidente de la Concordia entre los argentinos, pero para ello su esfuerzo debe ser el mayor, porque mayor es su responsabilidad!. 


Los Argentinos queremos un Presidente que forme un Consejo de Estado, con todas la Fuerzas Políticas democráticas, no para reemplazar al Congreso ni mucho menos, sino para que lo ayude mediante el acuerdo, el diálogo, el estudio, que de una vez y para siempre se aborden los Grandes Temas Nacionales, se monitoreen las obras públicas, las finanzas públicas, las cuentas públicas, etc..


Queremos un Presidente que una vez y para siempre muestre un altruismo y una grandeza que nos sorprenda, que nos deje la boca abierta, porque clausure definitivamente la inmediatez, que supla con la prudencia la lucha ideológica, que para serle sincero, los argentinos en el fondo de nuestra convicción, la interpretamos como el pasatiempo predilecto de los políticos para tomarnos de idiotas. 


Sea pragmático, como los grandes hombres y mujeres que inspiran su pensamiento: 


• ¿A quién se le ocurre hoy no querer una Argentina Socialmente Justa, Políticamente Libre y Económicamente Independiente?. 


• ¿A quién se le puede ocurrir estar en contra de la iniciativa privada en consonancia con los intereses nacionales?. 


• ¿Quién puede estar en contra de un Estado que nos proteja a todos?.

Como Ud. mismo lo dijo Sr. Presidente: el 99% estamos de acuerdo.


Pero si el problema es el  ¿cómo?, hoy  tiene la 10 en su espalda!.  Así con su hombría de bien y sapiencia -que creo no le faltan-, junto a un altruismo  genuino que nos sorprenda y  el concurso organizado de TODOS/AS los argentinos/as,  Ud. iniciará el camino!.

                             

Esta pandemia, también es una oportunidad!. Es su oportunidad, para que se convierta en la persona que hizo realidad lo de: “Para un Argentino no puede haber nada mejor que otro Argentino”.


Le mando un gran abrazo a la distancia!.-"


Por Raúl O. Panero

109 vistas